lunes, 31 de mayo de 2010

Sola

Así estaba, cuando te conocí.

Cuando me dormía llorando,
cuando cantaba al espejo
o cuando miraba estrellas
fumando por la ventana.

Cuando iba con gente
que me reian la "gracia"
cuando hablaba del tiempo
o me quedaba pasmada.

Cuando imaginaba lo posible
cuando me deprimía lo ilegible
cuando sufria en silencio
mis fobias indestruibles.

Cuando más te necesitaba
cuando quería contar una burrada
cuando quería no sentirme rara
cuando abrazaba mi almohada.

Y nada ha cambiado...

No hay comentarios:

Publicar un comentario