domingo, 31 de enero de 2010

A lulis

La luna riela en tus pupilas, diminutas, indecisas
un fúlgido brillar, en tu boca, tus sonrisas,
lunar que peca por ser peca en vuestro cuello
inmaculado solar para el deseo,terso, bello
sublime suma sugerente entre suspiro y anhelo.


Menuda eres!, un cielo
araña por ti el firmamento;
rehuyes cuando quieres,
intimas cuanto puedes,
alma inquieta, puro fuego;
locura de amor, no es un juego
única e irrepetible, todo un portento
icono desnudo, sencillez extrema
soberana de la ambrosía suprema
asida a ti, a tu ser apelo...


Líbame con tus miradas, almíbar de luz, pausadas
úntame con tus palabras, caricias de amor, calmadas
lacérame con tus deseos, castígame si lo merezco
insiste, no ceses, no cejes en el intento
sabedora de mis defectos, a ti me ofrezco.

Cirano